Tom Dumoulin (Team Giant-Alpecin) fue el gran vencedor de la primera etapa  y se coloca como primer líder del Giro de Italia 2016 tras una contrarreloj de 9.8 Km disputada en la ciudad holandesa de Apeldoorn.

El holandés triunfa de esta forma frente a su público, demostrando su gran potencial cuando se enfrenta al reloj y consagrándose como una de las futuras estrellas del pelotón mundial para carreras de tres semanas.