Peter Sagan

Peter Sagan tienen entre ceja y ceja la Milán-San Remo (UCI WorldTour 1.UWT) que se disputara el día de mañana en Italia. Después de quedar segundo en el 2013 y cuarto el año pasado, Sagan quiere en su palmarés el primer monumento Ciclístico que se disputa este año.

Como un claro favorito por sus características de clasicomanos, Sagan estará en participando mañana entre los grandes candidatos para obtener la victoria, esta vez vestido de arcoíris.

Sagan, que viene de quedar segundo a solo un segundo del primer lugar en la Tirreno-Adriático da sus impresiones sobre la carrera:

“Voy a afrontar la Milán-San Remo con la clara intención de ganar y haré todo lo posible por lograr que la victoria. Es una clásica que me gusta, con una larga historia y tradición, y aunque parece más simple que el Tour de Flandes o París-Roubaix, es la más difícil de ganar. Es también muy interesante e impredecible, ya que, incluso si el recorrido no ha cambiado este año es muy difícil de predecir”

Además afirma:

“Cada año es diferente y tiene su propia historia. Es posible que haya una fuga, un sprint masivo o una caída que lo cambia todo, nunca se sabe. Con la subida de Le Manie fuera de la carrera, los velocistas tienen ahora una mejor oportunidad. Si superan el Poggio, podemos tener una llegada masiva”

Este año aún no ha estrenado el arcoíris que lo acredita como campeón mundial vigente y en solo 16 días de competición ha sumado ya diez top 5 lo cual demuestra su solides y regularidad sobre la bicicleta.

Sagan viene de quedar segundo en el Omloop Het Nieuwsblad, cuarto en la Strade Biache y séptimo en la Kuurne-Bruselas-Kuurne. Respecto a sus rivales destaca:

“Es difícil destacar quiénes podrían ser mis principales rivales. Dependerá de cómo va la carrera y qué pase en el Poggio. Yo afrontaré la carrera según venga y estoy concentrado en dar lo mejor de mí, como hago en cada carrera”