Dayer Quintana

Dayer Quintana (Movistar Team) fue el ganador de la versión del Tour de San Luís 2016 demostrando su talento y que no está en el equipo solo por el apellido.

EL ciclista colombiano espera seguir esa misma línea y dejar toda esa frustración por su participación en el Giro de Italia 2015 donde una caída en las primeras etapas hicieron que su participación en esta gran vuelta no fuera la planeada.

Después de su triunfo en Argentina está nuevamente en competición, esta vez en el Challenge Mallorca donde espera tener una buena participación y ayudar a su líder a conseguir la victoria.

En una entrevista dada a los medios, estas fueron sus impresiones de lo que depara esta temporada:

Primera carrera y primera victoria, mejor no se puede empezar la temporada.

Gracias a Dios empezamos con el pie derecho. He hecho una buena pretemporada, llegué en buena forma, y se están viendo los resultados. Desafortunadamente, perdimos a Adriano (Malori) en la caída y casi todo el equipo se vio involucrado, solo Fran (Ventoso) y yo logramos librarla.

¿Qué cambió respecto al año pasado?

Creo que cambié la forma de pensar. El año pasado acabé muy frustrado el Giro porque tenía expectativas. Estaba muy centrado en ese Giro, muy expectante, entonces, a pesar de la caída que tuve nada más empezar, pensé que iba a dar un punto más, pero se me cruzaron los cables y no fue así. El resto de la temporada fue nublada.
Ahora pienso que he cambiado el chip y este año estoy muy motivado. He logrado superar esa dificultad del Giro; era algo que me tenía un poco distraído. No entrenaba bien, no competía bien por la frustración, y ahora creo que la hemos dejado atrás.

¿Estamos ante un nuevo Dayer Quintana?

Ganar no es fácil, pero mantenerse es aún más difícil. Ahora hicimos lo más importante y, al mismo tiempo, queda lo más complicado. El hecho de que haya ganado San Luis no quiere decir que me haya olvidado el resto de mis objetivos. El mundo sigue. Sí he empezado con muy buen pie y pienso que lo venga de aquí en adelante será bueno.

¿Y qué significa su hermano Nairo Quintana en ese cambio?

Nairo es como mi pie de apoyo. Empezamos a trabajar muy centrados y él me ayudó a cambiar el chip. Nos apoyamos mutuamente. Es muy bueno entrenar con él, sufres pero sabes que es por un beneficio.

¿Y cómo han vivido sus padres su victoria en San Luis?

La ha disfrutado más mi padre que mi madre. Él es muy eufórico, se le nota la felicidad a flor de piel; mi madre, en cambio, es como Nairo, más reservada, y aunque casi no lo demuestre, estaba muy contenta.

El Trofeo Serra de Tramuntana puede ser una buena oportunidad.

No sé qué planes tendrá el equipo, pero será trabajar para Alejandro Valverde y yo trataré de aprovechar mi buen momento.

¿Qué correrá después de Mallorca?

En principio, el Tour Haut-Var. Está por definir. De grandes, tengo el Giro y espero llegar en buena forma para ayudar a Alejandro en todo lo que podamos. Y lo voy a afrontar con más madurez y ganas, sabiendo cómo es correr un Giro y una carrera de tres semanas.

¿Dónde se ve en el futuro como ciclista profesional?

Esperamos vernos en una grande con Nairo, ya sea yo ayudándole, o al revés, aunque será más lo primero (risas), ayudarle a seguir consiguiendo grandes resultados. Soy muy joven, me gustaría, pero el Tour es diferente al Giro y a la Vuelta, y él tiene su equipo formado, con ciclistas de mucha experiencia, y que no le van a defraudar.